poesía

Bestias de almas infinitas

Hay sol en las entrañas
aunque no en las mías
hay llanto en el alma.
Esta si es mía
Tengo miles de bestias en ella,
aman mis entrañas,
otras bestias también aman
mis bestias, esas miles
que me atormentan
El responsable del animal
que tengo ya se ha ido
muy lejos, quizás a distancia
de muchas vida más.
Solo en la muerte conoceré
su clamor. Mi vigor crecerá
porque sabré las raíces gruesas
que a mi alma condenan
Escucho el cantar de los ángeles
entre súplicas y dolor
de mis bestias quienes
han muerto
Y yo con ellas.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s